¿Sobre saturada? ¡Un poco!

 

stickies-2768204_960_720

Mientras observo la pastilla efervescente que se deshace en la taza con agua que me he preparado esta mañana, no puedo evitar pensar “¡qué diablos!”. Hoy tengo uno de esos momentos en que tengo la necesidad de desconectarme del mundo por completo.

Este fin de semana me he sentido particularmente abrumada por todas las ocupaciones y pendientes que tengo últimamente en mi vida. El solo pensar en ello ya me hace doler la cabeza.

Entre el trabajo, los quehaceres de la casa y los proyectos de escritura, siento que me estoy volviendo loca.

“Prioriza ocupaciones Aube, organiza y delega lo menos importante”, esta frase se repite una y otra vez en mi cabeza. Una y otra vez, pero no es tan sencillo como se lee.

Y es que si soy honesta, he de confesar que tengo la manía de leer artículos relacionados con la organización y el orden desde años inmemoriales. Soy un poco obsesiva compulsiva, y mi pequeño trastorno me orilla a hacer esas cosas, como por ejemplo anotar todo lo que tengo que realizar en listas, incluso compre un libro que me ayuda a organizar esas listas, y por raro que parezca, en realidad es un buen libro. El problema es que luego tengo ciertas rachas en que las obligaciones me superan, me vuelvo un caos andante y acabo dejando a medias todos los proyectos que emprendo. Eso últimamente está frustrándome muchísimo, al grado incluso, de impedirme disfrutar de las cosas que practico para relajarme.

Verán, mi trabajo se remonta exclusivamente a cuestiones legales, papeleo, trámites y ese tipo de cosas. Sin embargo, confieso que aunque el derecho me da de comer y lo considero una profesión bonita y respetable, mi verdadera pasión se encuentra en la escritura. Escribo todo el tiempo, sobre cualquier cosa, a cualquier hora, y tengo diarios desde que tengo uso de razón.

El problema es que últimamente escribir ha comenzado a convertirse en un problema más, es como si me sintiera obligada a hacerlo y esas novelas que he comenzado a crear con tanta ilusión,  están sacándome muchas canas verdes. La inspiración deja de fluir y entonces me pongo de mal humor.

En el fondo conozco la naturaleza de mi problema, me he embarcado en tantos pequeños proyectos que me he olvidado de lo que es importante. Estoy sobre saturada y es quizá esa la verdadera razón de que una pastilla efervescente este disolviéndose en mi poco utilizada taza cafetera.

Tengo una gripa incipiente, y aunque sé que seguramente es a consecuencia de haberme ido a dormir la noche anterior con el cabello húmedo, el diagnostico de fondo apunta a que todo es debido a causa del estrés.

Sé que es momento de tomar la sartén por el mango, como coloquialmente se dice por ahí, y que debo hacerme cargo de las cosas. La pregunta es ¿cómo?

¿Se han sentido así alguna vez?

En fin, mi lunes ha comenzado con el pie izquierdo, pero espero que mejore en el transcurso de la semana.

 

Anuncios

4 comentarios en “¿Sobre saturada? ¡Un poco!

  1. Nuria

    Me parece que te entiendo bastante! Esas mismas listas las hago yo y por mucho que adelante, siempre es eterna porque añado mil cosas más…La parte buena de esto quizás es que seamos personas muy activas y con miles de ideas en la cabeza!!

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s