FICUU: Festival Internacional de la Ciudad de Chihuahua 2017

maxresdefault

Semanas atrás la alcaldesa de Chihuahua estaba anunciando el inicio del FICUU 2017 en una conferencia de prensa que tuvo lugar frente a la catedral del Estado.

El Festival Internacional de la Ciudad de Chihuahua, mejor conocido como FICUU es una festividad que se desarrolla cada año como conmemoración a la fundación de la capital del estado de Chihuahua, que tiene el mismo nombre. Este evento permite acercar al pueblo chihuahuense al arte y a la cultura a través de la invitación a eventos masivos y recintos teatrales en donde se presentan grandes artistas de talla nacional e internacional.

Confieso que cada vez que hay este tipo de festivales yo me emociono como una niña chiquita a la que le dan un caramelo, porque gracias a estos eventos puedo acceder de forma gratuita a espectáculos impresionantes.

A continuación les dejo una probadita de lo que viví en el FICUU 2017.

CAPITAL CITIES

Si soy honesta, yo no sabía de capital cities hasta que alguien me dijo “¡es en serio!”, y me envió vía whatsapp el vídeo musical de la canción Safe and Sound . Cuando lo vi  quise darme un gran zape. He escuchado esa canción millones de veces en todos lados, yo misma cantaba una parte del coro de camino al trabajo.

Así que lo decidí, Capital Cities sería mi primer asistencia en el FICUU.

El evento se llevó a cabo en un área conocida como El Palomar. Siempre que asisto a los festivales procuro irme exageradamente temprano, con horas de anticipación, así que ese día no fue la excepción y llegue a barrer, como coloquialmente se dice por ahí. Ésto lo hago porque me gusta tener una vista privilegiada del evento, y de los grupos y artistas que se presentan, pero para lograrlo solo se consigue llegando muy temprano, pues suelen asistir muchas personas y el lugar rápidamente se llena, ya lo dice el dicho, “al que madruga, dios le ayuda”.

Normalmente asisto sola, pero en esta ocasión acudí a ver el show acompañada por un par de amigos. Ciertamente lo disfrute muchísimo.

En un principio vivimos el clásico momento de frustración que se tiene cuando la gente que llega tarde se va hacía el frente y comienza a invadir el espacio entre los asientos y el escenario, dificultando con ello la vista de los demás. Más que nada porque la intención de llegar temprano es precisamente para observar el espectáculo a la perfección.

Sin embargo al final todos acabamos poniéndonos de pie. La euforia que se vivió cuando Capital Cities salió a presentarse fue maravillosa.

¡Pura buena vibra!

Ryan Merchant y Sebu Simonian, el dúo de vocalistas del grupo salió ahí a darlo todo, vistiendo de forma estilera y estrafalaria, como solo podría describir los pantalones rayados que llevaba Sebu, así como los innecesarios lentes de sol que mantuvieron puestos durante las primeras canciones.

¡Fue maravilloso!

Admito que solo conocía Safe and Sound, pero me enamore de muchas de sus otras melodías. Apenas llegue a casa, lo primero que hice fue abrir Spotify y ponerme a descargar su música.

Kangaroo Court también fue un éxito durante la noche. Ojala hubiesen estado ahí, toda la gente de pie, moviéndonos al ritmo de la música, tarareando lo que podíamos los que no nos sabíamos nada, y cantando a pulmón los que si conocían las canciones.

Gritando cada vez que el trompetista se acercaba y hacía gala de su talento con el instrumento.

FICUU 2017, empezaste con el pie derecho.

SAM_0880

 

ALBERTO ROMERO Y MARIACHI, ÁNGELES NEGROS Y SONORA SANTANERA

El nueve de octubre registre mi segunda asistencia en el FICUU, y es que francamente no podía dejar de asistir a un evento en donde fuera a tocar la tremendísima Sonora Santanera.

No sé si lo haya contado antes, pero soy una persona que esta enamorada del baile guapachoso y sabrosón. Tanto, que durante algunos años he estado asistiendo a clases de baile,  no es por presumir, pero me sé defender un poco.

Llegue a El Palomar temprano. Eran las cinco de la tarde y ¡madre mía con la gente!

Yo que pensaba que sería la primera en llegar, pues el show comenzaba hasta las nueve de la noche, me lleve una tremenda sorpresa al verificar que más de la mitad de los asientos de la parte delantera frente al escenario se encontraban ocupados por personas que habían ido preparados con sombrillas para protegerse del sol abrazador.

Ni tarda ni perezosa ocupe una silla, y (lo confieso), otras cinco más, pues había quedado de verme con unos amigos ahí.

Admito apenada que aparte lugares, pues yo soy una de las primeras personas en molestarse cuando la gente hace esto. Siempre me ha parecido injusto que las personas que llegan a un evento mas temprano, no puedan disfrutar de buenos sitios porque aquellos que llegaron después, ya tenían un lugar garantizado por mérito de alguien mas.

Aun así lo hice en honor a todas esas lealtades que les debo a mis amigos que, por cuestiones de trabajo tuvieron que demorarse .

La tarde abrió con el cantante Chihuahuense Alberto Romero, quien entono diversas canciones al más puro estilo del marichi mexicano, cantando éxitos de los grandes y contagiándonos de toda la emoción que ésta música transmite. Recuerdo haberle dicho a mi amiga, la que se encontraba al lado mío, que en esos momentos no me caería para nada mal un tequilita.

SAM_0931

Después de Alberto, siguió el turno de uno de los grupos más esperados de la noche, “los ángeles negros”. A esta agrupación chilena yo solo la conocía de algunos discos de recopilación que mi papa solía poner en el coche cuando yo era una niña.

Escuchar “Dejenme si estoy llorando” y “debut y despedida” me hizo recordar esos trayectos en carretera.

Tristemente muchas de las melodías las desconocía, a diferencia de mis vecinos de sillas, varias generaciones adelantadas a la mía.

A pesar de ello, disfrute el espectáculo con alegría.

SAM_0943

En sus penúltimas canciones se vino la sorpresa. Los ángeles comenzaron a cantar “Perfume de Gardenias” y de repente se unió al espectáculo la Sonora Santanera.

La emoción en el público fue tal, que la mayoría nos pusimos de pie y con aplausos y gritos ovacionamos la colaboración de ambos grupos.

Poco tiempo después, los ángeles negros se despidieron con un merecido aplauso y entonces la Sonora se quedó tocando y alegrándonos la noche al ritmo del Cha cha cha, el merengue y la cumbia.

Yo y mis amigos dejamos las sillas para irnos a la parte trasera a bailar y poner en práctica todos esos pasos aprendidos durante las clases.

Fue una noche muy buena, me deje los pies bailando y eso fue francamente genial.

SAM_0956

 

PATÉ DE FUA Y JUANES

¡Y se llega el final del FICUU 2017!, pero con una clausura maravillosa, ya que estarían cerrando con broche de oro Paté de Fua y Juanes.

Yo, admiradora de Juanes desde mi más tierna juventud, me fui al Palomar mucho más temprano que las veces anteriores. Quería un buen lugar, ¡y lo conseguí!, justo en la segunda fila del lado izquierdo del escenario, donde tenía una vista fantástica.

El primer grupo en salir al escenario fue Pate de Fua, cuya existencia conocía, pero nunca había escuchado su música.

¡Menudo talentazo el de esa gente!, no me sabía ninguna canción y sin embargo todas me gustaron, me hicieron pararme y bailar disfrutando de sus ritmos.

La banda, según escuche, se compone de integrantes que provienen de diferentes países como lo son México, Argentina y Palestina, y tocan un sin número de instrumentos creando un ritmo interesante. ¡Recuerdo que hasta usaron un serrucho para crear un sonido muy fantasmagórico!

Pate de Fua me dejo un excelente sabor de boca.

Al finalizar su número, algunos integrantes bajaron y se tomaron fotografías con la gente que se acercaba a pedírselo, ¡bravo por ellos!, que mostraron una simpatía y una sencillez admirables.

SAM_0979

Al punto de las 10:00 de la noche más o menos, estaba saliendo al escenario el más esperado hasta el momento, Juanes.

Cuando apareció, todos nos pusimos de pie y comenzamos a gritar y a cantar junto con él la letra de “a dios le pido”, ¡fue excelente!

El show resulto ciertamente maravilloso. Juanes canto tantos éxitos que todos enloquecimos un poco de la emoción, fue así como al ritmo de yerbatero, volverte a ver, fotografía, nada valgo sin tu amor, etcétera,  nos sentimos identificados con una época de nuestras vidas en las que solíamos cantar estas canciones.

Yo por ejemplo recordé mis tiempos preparatorianos en los que, en ausencia de Spotify,  usaba una grabadora en la que escuchaba todo el día un disco suyo.

La canción más esperada desde luego fue la camisa negra y sí, grite y brinque como loca en cuanto comenzó a tocarla.

Lo más grande fue la excelente calidad humana y sencillez que demostro al permitir que un chico del público que deseaba cantar con él subiera al escenario, y a dueto entonaron preciosamente “para tu amor”.

Más tarde, otro chico deseo subir a tocar la guitarra y también se lo permitió. Yo nunca había visto eso en un evento de esta talla.

SAM_0995

Sin lugar a dudas, el FICUU 2017 que se hizo por el cumpleaños 308 de la ciudad de Chihuahua cerró de la mejor forma y yo acabe tan felizmente agradecida con los organizadores del evento.

AUBE

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s